8 beneficios del té de Kombucha

Vaso lleno de Kombucha

Qué es la Kombucha

La kombucha es una variedad de tés fermentados de origen oriental de la dinastía Qing de China (212 aC), que luego llegó a Japón, India y Rusia.

Se elabora fermentando té azucarado usando levadura y cultivo bacteriano (usando un iniciador o cultivo pre-preparado o comprado o Kombucha).

La kombucha se puede beber sola como bebida refrescante, también se puede mezclar con jugo de frutas o cualquier bebida, y también se puede usar como ingrediente en condimentos para ensaladas, salsas y encurtidos dulces y salados.

El sabor de la kombucha es ligeramente agridulce y produce una sensación de hormigueo en la boca. Cuanto mayor sea el tiempo de fermentación del té (hasta 4 semanas), el sabor te recordará al vinagre. Para obtener un sabor más dulce, se debe acortar el tiempo de fermentación (5-10 días).

La kombucha es un té fermentado que se ha consumido durante miles de años. No solo tiene los mismos beneficios para la salud que el té, sino que también es rico en probióticos beneficiosos. La kombucha también contiene antioxidantes, puede matar bacterias dañinas y puede ayudar a combatir varias enfermedades.

Estos son los 8 principales beneficios para la salud de la kombucha, según la evidencia científica.

1. Fuente de probióticos

Se cree que la kombucha se origina en China o Japón. Se elabora agregando cepas específicas de bacterias, levadura y azúcar al té negro o verde, y luego dejándolo fermentar durante una semana o más. Durante este proceso, las bacterias y las levaduras forman una película similar a un hongo en la superficie del líquido. Es por eso que la kombucha también se conoce como «té de hongos».

Esta mancha es una colonia simbiótica viviente de bacterias y levaduras, o SCOBY, y puede usarse para fermentar nueva kombucha. El proceso de fermentación produce ácido acético (que también se encuentra en el vinagre) y varios otros compuestos ácidos, niveles traza de alcohol y gases que lo hacen carbonatado. También crece una gran cantidad de bacterias en la mezcla. Aunque todavía no hay evidencia de los beneficios probióticos de la kombucha, contiene varias especies de bacterias del ácido láctico que pueden tener una función probiótica.

Los probióticos proporcionan a su intestino bacterias saludables. Estas bacterias pueden mejorar muchos aspectos de la salud, incluida la digestión, la inflamación e incluso la pérdida de peso .

Por esta razón, agregar bebidas como la kombucha a su dieta podría mejorar su salud de muchas maneras.

2. La Kombucha y el té verde

El té verde es una de las bebidas más saludables del planeta. Esto se debe a que el té verde contiene muchos compuestos bioactivos, como los polifenoles, que funcionan como poderosos antioxidantes en el cuerpo.

La kombucha hecha de té verde contiene muchos de los mismos compuestos vegetales y presumiblemente cuenta con algunos de los mismos beneficios. Los estudios demuestran que beber té verde con regularidad puede aumentar la cantidad de calorías que quema, reducir la grasa abdominal , mejorar los niveles de colesterol, ayudar con el control del azúcar en la sangre y más.

Los estudios también muestran que los bebedores de té verde tienen un riesgo reducido de cáncer de próstata, mama y colon.

3. Contiene antioxidantes

Todos los plásticos del mercado actual se fabrican con BPA, un químico industrial. El BPA forma un enlace intermolecular débil con los policarbonatos, como resultado, el BPA se filtra en líquidos mientras se toman bebidas calientes. Se sabe que el BPA daña y altera el sistema inmunológico. Los vasos de bambú para niños y adultos están hechos de fibra de bambú natural y de alta calidad que se mezcla con almidón de maíz y resina. Y luego, esta mezcla se moldea y se presiona para obtener copas de bambú estéticamente agradables y fáciles de agarrar. Además de esto, las fibras de bambú de las que están hechas las copas de bambú tienen propiedades antimicrobianas y antibacterianas. El bambú es una de las plantas de crecimiento más rápido del mundo y se cultiva sin pesticidas ni insecticidas.

4. La Kombucha puede matar bacterias

Una de las principales sustancias que se producen durante la fermentación de la kombucha es el ácido acético, que también es abundante en el vinagre. Al igual que los polifenoles del té, el ácido acético puede matar muchos microorganismos potencialmente dañinos. La kombucha cuando está hecha de té negro o verde, observan que tiene muy fuertes propiedades antibacterianas, sobre todo contra las bacterias infecciosas.

Estos suprimen el crecimiento de bacterias y levaduras indeseables, pero no afectan a las bacterias probióticas y levaduras beneficiosas involucradas en la fermentación de la kombucha.

Pizarra con ofertas cafetería Naturlé Málaga

5. Reduce el riesgo de enfermedades cardiacas

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo. Los estudios en ratas muestran que la kombucha puede mejorar en gran medida dos marcadores de enfermedad cardíaca, el colesterol LDL «malo» y el colesterol HDL «bueno», en tan solo 30 días.

Aún más importante, el té (especialmente el té verde) protege las partículas de colesterol LDL de la oxidación, que se cree que contribuye a las enfermedades cardíacas. De hecho, los bebedores de té verde tienen hasta un 31% menos de riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, un beneficio que también puede aplicarse a la kombucha.

6. Ayuda a controlar la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por niveles elevados de azúcar en sangre y resistencia a la insulina.

Un estudio en ratas diabéticas encontró que la kombucha ralentiza la digestión de los carbohidratos, lo que reducía los niveles de azúcar en sangre. También mejoró la función hepática y renal.

Es probable que la kombucha hecha de té verde sea aún más beneficiosa, ya que se ha demostrado que el té verde en sí mismo reduce los niveles de azúcar en sangre. De hecho, un estudio de revisión de casi 300,000 personas encontró que los bebedores de té verde tenían un riesgo 18% menor de convertirse en diabéticos. Se necesitan más estudios en humanos para investigar los beneficios de la kombucha para el control del azúcar en sangre.

7. La Kombucha y el cáncer

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. Se caracteriza por la mutación celular y el crecimiento celular descontrolado. En estudios de probeta, la kombucha ayudó a prevenir el crecimiento y la propagación de células cancerosas debido a su alta concentración de polifenoles y antioxidantes del té.

No se comprende bien cómo funcionan las propiedades anticancerígenas de los polifenoles del té. Sin embargo, se cree que los polifenoles bloquean la mutación genética y el crecimiento de las células cancerosas al mismo tiempo que promueven la muerte de las células cancerosas.

Por esta razón, no es sorprendente que los bebedores de té tengan muchas menos probabilidades de desarrollar varios tipos de cáncer. Sin embargo, no se ha confirmado si la kombucha tiene algún efecto contra el cáncer en las personas. Se necesitan más estudios.

8. Es saludable cuando se prepara correctamente

La kombucha es un té rico en probióticos con muchos beneficios potenciales para la salud. Puedes comprarlo en las tiendas o hacerlo tú mismo en casa. Sin embargo, asegúrese de prepararlo adecuadamente.

La kombucha contaminada o sobre fermentada puede causar serios problemas de salud e incluso la muerte. La kombucha casera también puede contener hasta un 3% de alcohol. La opción más segura es comprar kombucha en una tienda o en línea. Los productos comerciales son sabrosos y se consideran sin alcohol, ya que deben contener menos del 0,5% de alcohol. Sin embargo, verifique los ingredientes y trate de evitar las marcas con alto contenido de azúcar agregada.

Mucha gente cree que la kombucha ayuda a tratar todo tipo de problemas de salud crónicos. Sin embargo, los estudios en humanos sobre los efectos de la kombucha son pocos y la evidencia de sus efectos sobre la salud es limitada. Por el contrario, existe una amplia evidencia de los beneficios del té y los probióticos, los cuales se encuentran en la kombucha.

Si decides probar la kombucha casera, asegúrate de que esté bien preparada. La kombucha contaminada puede causar más daño que bien.

Proceso de fermentación

Cuando el azúcar entra en contacto con ciertos tipos de levaduras y bacterias, la fermentación se produce de forma natural.

Las bacterias y las levaduras viven en una «comunidad» simbiótica, lo que significa que tienen una relación interdependiente, lo que se denomina cultivo simbiótico de bacterias y levaduras (SCOBY).

Algunas bacterias y levaduras relacionadas con la fermentación de Kombucha son:

*Bacteriano:

-Acetobacter: bacteria aeróbica que produce ácido acético y ácido glucónico. Los dos tipos de bacterias que suelen aparecer en Kombucha son Acetobacter Xylophilus y Acetobacter ketobacterium.

-Lactobacillus: otra bacteria aeróbica puede estar presente en la kombucha, aunque no siempre es así. Produce ácido láctico.

-Gluconacetobacter Kombuchae: Una bacteria anaeróbica que se encuentra solo en Kombucha. Se alimenta del nitrógeno del té y produce ácido acético y ácido glucónico.

*Levadura:

-Saccharomyces: una variedad de levaduras productoras de alcohol es la levadura más común en Kombucha. Tienen derivados aeróbicos y anaeróbicos.

-Brettanomyces: otro tipo de levadura que se encuentra comúnmente en la kombucha. Produce alcohol o ácido acético y puede ser aeróbico o anaeróbico.

-Zygosaccharomyces Kombuchaensis: esta levadura solo se encuentra en Kombucha. Produce alcohol y ácido carbónico.

Durante la fermentación de Kombucha, SCOBY, se descomponen los azúcares en ácidos, vitaminas, minerales, enzimas y dióxido de carbono, por lo que el té tiene un efecto gaseoso. En otras palabras, el azúcar proporciona alimento para que las bacterias y la levadura fermenten el té, por lo que la Kombucha no contiene azúcar o el contenido de azúcar es muy bajo, alrededor de 1-2 gramos de azúcar por taza.

Cuanto mayor sea el tiempo de fermentación, menor será el nivel de azúcar.

Tres factores básicos para una fermentación exitosa:

1-Temperatura ambiente: una temperatura muy alta acelerará la actividad de las bacterias y la levadura y el proceso de fermentación, mientras que una temperatura muy baja lo ralentizará, cambiando así el sabor. La temperatura ideal para la fermentación es de 20-27ºC.

2-Oxigeno: El flujo de aire es necesario para promover el proceso de fermentación. Se recomienda fermentar la kombucha en un recipiente con tapa de tela permeable.

3-El área de la superficie del líquido: cuanto mayor es la superficie del líquido, más espacio deben agitar las moléculas y, por lo tanto, más rápida es la fermentación. Idealmente, el área de la superficie es de 5-8 cm.

Es ideal para lograr una fermentación gradual controlada para evitar que la kombucha tenga un fuerte sabor a vinagre. ¡Se necesita mucha práctica para dominarlo!

Comprar Kombucha

DESCUENTO

Te facilitamos el primer paso para adentrarte en el mundo ecológico y de Naturlé.

Horas
Minutos
Segundos

Cupón de descuento:

¡Únete a nosotros!

Forma parte de nuestra comunidad

Pon tu granito y únete. Accede a descuentos exclusivos, artículos recomendados por nuestra nutricionista, dietas de la semana…

Naturlé usa Cookies para ofrecerte la mejor experiencia navegando. ¿Aceptas nuestra Política de Cookies?